La importancia de la limpieza en espacios hospitalarios

La importancia de la limpieza en espacios hospitalarios 1

La importancia de la limpieza en espacios hospitalarios

La higiene es algo importante en la vida diaria, pero más importante es en espacios donde se van y vienen muchas personas, varias de las cuales están enfermas o pueden tener su sistema inmunológico debilitado. Hablamos de la limpieza hospitalaria o clínicas. La presencia de virus, bacterias y otros microorganismos está presente en cualquier lugar, pero en estos espacios su presencia debe estar limitada, incluso hacer desaparecerlos al 100%. 

Para ello, se debe contar con un equipo profesional experto en la limpieza y desinfección de zonas hospitalarias, que sepan cómo deben trabajar, utilizar las técnicas y los materiales adecuados, y que lo lleven a cabo de la manera más eficaz.

Es importante prestar atención a algunos aspectos que pueden ser focos contaminantes. estos son:

  • Las manos de los profesionales sanitarios.
  • Acumulación de humedad.
  • Acumulación de polvo.
  • Revestimientos dañados.
  • materiales que no se desechen de forma adecuada.

Pautas para llevar a cabo la limpieza en lugares sanitarios

Un hospital puede ser muy grande. Por eso, para realizar una correcta limpieza hospitalaria, se debe dividir el sitio en zonas:

  1. Áreas críticas. Aquellas donde hay un riesgo muy alto de infección.
  1. Áreas semi-críticas. Espacios donde hay pacientes enfermos, pero que no son fácilmente transmisibles.
  1. Áreas no críticas. Zonas donde no hay pacientes o no se realizan actividades de alto riesgo.

Igualmente, se deben distinguir dos tipos de limpieza: la rutinaria, que es la que consiste en quitar el polvo y la suciedad, retirar desechos y reponer lo que se pueda necesitar en cuanto a higiene para afrontar la jornada. Por otro lado, está la limpieza exhaustiva, donde se limpia en profundidad y donde se ordena todo.

También se debe disponer del material necesario para realizar una correcta limpieza, desinfección y, en algunos casos, esterilización de lugares y materiales. Para ello, se necesita:

  • Productos jabonosos.
  • Productos especiales con detergente.
  • Alcohol etílico.
  • Higienización con ozono
  • Máquinas lavadoras y extractoras.
  • Aspiradoras.
  • Lavadoras con inyección automática.

A la hora de realizar una limpieza hospitalaria, es importante tener en cuenta estas pautas y recomendaciones:

  • Empezar la limpieza por las áreas menos sucias y más altas, hasta terminar por las más contaminadas. así, previenes el traspaso de suciedad.
  • Hay que limpiar los sitios altos con paños de microfibra y desinfectante para captar bien el polvo y no vaya a otros sitios.
  • Limpiar siempre y de forma reiterada puertas, ventanas y paredes, pues es donde se acumulan más gérmenes.
  • Las mesas, camas y sillas se tienen que limpiar con detergente.
  • Las zonas donde se encuentran los pacientes debe tener una limpieza minuciosa y profunda.
  • Los baños deben limpiarse y desinfectarse diariamente.