consecuencias síndrome oficina enferma Tag

Dolores de cabeza, molestias en las cervicales, reacciones en la piel, problemas oculares o de circulación son algunos de los síntomas que ponen de manifiesto que trabajas en una oficina enferma. La ergonomía del puesto de trabajo es fundamental para mantener todos estos síntomas alejados y no caer en el amplio porcentaje de absentismo laboral por molestias de este tipo. Cualquier oficina o centro de trabajo debe contar con unas condiciones mínimas de salubridad y confort para que los trabajadores puedan aprovechar al máximo su rendimiento, mejorando la productividad y minimizando la ausencia de los empleados en su puesto de trabajo. Como una de las empresas de limpieza en Bilbao sabemos bien que uno de los factores esenciales para conseguir unas condiciones de salubridad óptimas es la limpieza e higienización de los espacios de trabajo.