empresas de limpieza guipuzcoa

La desinfección del transporte público en tiempos del coronavirus

10/06/2020

Una de las áreas de actuación de Abando como una de las empresas de limpieza en Guipúzcoa es el transporte público. En este nuevo post del blog vamos a repasar las pautas a implementar en este sentido para evitar la propagación de la Covid-19 en un transporte que recibe a diario una gran afluencia de personas. Sobre todo ahora que poco a poco vamos entrando en la nueva normalidad y moviéndonos más.

Lo primero a tener en cuenta es la necesidad de acometer la desinfección diaria de los vehículos destinados al transporte regular de viajeros. Es decir, el metro, los autobuses urbanos e interurbanos, los trenes de cercanías y los metros ligeros.

Llevamos meses viendo cómo se aplican medidas especiales de limpieza y cómo se emplean soluciones desinfectantes. Hay que aplicarlas prestando especial atención a todas las superficies con las que viajeros y trabajadores entren en contacto. No se trata sino de seguir las recomendaciones y protocolos de las autoridades sanitarias, algo que en Limpiezas Abando llevamos a rajatabla. 

En los trenes y estaciones hay que incidir en los elementos con los que los viajeros entren en contacto en sus trayectos. Nos referimos a barras de sujeción, asientos y reposabrazos, mandos de accionamiento de puertas, etc. No hay que olvidar las cabinas de conducción de los trenes y demás recintos de trabajo de la red del suburbano y los tranvías. 

Medidas adicionales

En muchas ciudades se ha implementado un sistema de apertura automática de puertas en todos los modelos de trenes en los que ha sido posible. Se trata de que los usuarios no tengan que tocar el dispositivo de apertura para acceder al tren. En el interior de los vehículos, hay que renovar el aire abriendo las ventanillas de forma periódica.

Todo lo anterior se enmarca en las medidas y recomendaciones hechas por organismos como la OMS para evitar contagios por coronavirus. De todos modos, se aconseja a las personas mayores y a quienes padezcan alguna enfermedad que eviten utilizar el transporte público. Lo mismo en el caso de los cuidadores y quienes conviven con estas personas de sectores vulnerables.