limpieza alfombras a domicilio

No todo vale a la hora de limpiar tus alfombras

07/07/2020

Como profesionales de la limpieza de alfombras a domicilio queremos repasar en esta entrada algunos consejos para que la tarea se desarrolle en las mejores condiciones posibles y podamos así alargar su vida útil. 

Hay una serie de errores a evitar a la hora de limpiar una alfombra. El primero y más evidente es utilizar productos agresivos no recomendados para los tejidos con los que suelen estar confeccionadas las alfombras. Por lo general, son delicadas y piden los productos adecuados. De todos modos, la mejor forma de acertar es dejar la limpieza de las alfombras en manos profesionales como las de Limpiezas Abando

Los productos recomendados

Podemos echar mano de agua con bicarbonato, detergente neutro, vinagre, sal o agua oxigenada. Son todos productos eficaces para limpiar las alfombras.

No podemos dejar que se sequen las manchas. Es importante actuar lo antes posible para tratarlas y que salgan más fácilmente. Tampoco podemos limitarnos a limpiar tan solo la zona de la mancha porque quedará un cerco y romperemos la homogeneidad del conjunto de la alfombra. Para evitarlo, hemos de frotar ejerciendo la misma presión por la mancha que por los alrededores. El último paso será aspirar. 

Otro fallo a evitar a toda cosa es el de no absorber los líquidos cuando caen en las alfombras. Si se nos cae por ejemplo un refresco o un poco de café, hay que actuar cuanto antes cogiendo un trapo o papel de cocina para absorber la mayor cantidad posible. Después, toca limpiar la mancha pero lo primero es siempre es quitar la mayor cantidad posible. 

Aspirar de forma regular

Una de las pautas básicas de mantenimiento de las alfombras es aspirarlas al menos una vez a la semana. Es la forma de que no vayan acumulando polvo y suciedad. De vez en cuando hay que ventilarlas al aire libre y sacudirlas para que se desprendan las partículas que se esconden entre las fibras. A la hora de aspirar, hay que hacerlo con un aparato que no dañe las alfombras. Sobre todo si son gruesas, de seda o de tejidos más especiales y delicados.