limpieza de jardines

Plagas comunes en el jardín

26/08/2020

Como profesionales de la limpieza de jardines queremos aprovechar este post del blog para hablar de las plagas más comunes en estos espacios al aire libre. Se trata de la cochinilla, las babosas, los caracoles y el pulgón. Vamos a ver cómo solucionarlas. Eso sí, lo primero será estar alerta para detectar la presencia de estos invasores. 

Empezamos por el pulgón. Esta es una de las plagas más frecuentes que se pueden encontrar en el campo de la jardinería. Lo primero es identificarla. Lo haremos fijándonos en las hojas. Si las más tiernas del árbol o de la planta están un poco abarquilladas o rizadas, querrá decir  que tenemos una plaga de pulgón. La razón es que los pulgones se colocan en la parte posterior de las hojas.

Localizado el foco o la plaga del pulgón, seguramente veremos mariquitas, depredadores naturales del primero. Por eso, si se va a utilizar un producto químico para prevenir la aparición de los pulgones, deberemos procurar que respete a las mariquitas, ya que son nuestras aliadas naturales para acabar con esta plaga. 

En cuanto a la plaga de la cochinilla, esta suele afectar con gran facilidad a todos los cítricos y a las plantas de interior. Las cochinillas son pequeños insectos con forma de lapa que se adhieren a la planta para absorber la savia. La consecuencia es que la planta se irá debilitando hasta llegar incluso a morir. Es esencial acabar con este tipo de plagas con celeridad de la mano siempre de profesionales. 

El primer paso será determinar si la plaga es muy intensa o no. En caso afirmativo, en Limpiezas Abando tendremos que recurrir a insecticidas químicos. Si no lo es, con un poco de algodón empapado en alcohol podremos acabar con la plaga de cochinilla con facilidad. 

En cuanto a las plagas de babosas y caracoles, hay métodos biológicos para acabar con ellas. Son plagas típicas en los cultivos de regadío y pueden ocasionar daños importantes. Estos moluscos provocan daños en las plantas de huerta. Son muy voraces y destrozan verduras, frutas y hojas No solo atacan las hortícolas, sino también todo tipo de plantas.