Cómo limpiar el suelo de una terraza

limpiezas de viviendas

Cómo limpiar el suelo de una terraza

Nuestros especialistas en limpiezas de viviendas saben que una terraza es un espacio al aire libre ideal para relajarse y disfrutar del clima, pero debido a su exposición constante a los elementos climáticos, el pavimento puede ensuciarse con facilidad y volverse difícil de limpiar con el tiempo si no se programan acciones regulares de limpieza y mantenimiento. Sin embargo, con los pasos adecuados, puedes conseguir que el suelo de tu terraza esté impecable y listo para su uso.

Preparación: retira todo el mobiliario antes de comenzar con la limpieza

Antes de comenzar la limpieza, retira cualquier mueble, macetas o decoración que pueda obstaculizar la tarea. Esto te dará un acceso completo al pavimento y evitará que la suciedad se acumule alrededor de los objetos.

Eliminación de suciedad superficial

A continuación utiliza una escoba o una aspiradora de mano para eliminar la suciedad, hojarasca y polvo más superficial del suelo de la terraza. Asegúrate de llegar a todos los rincones y grietas, ayudándote también de cepillos específicos de limpieza, ya que la suciedad puede acumularse en áreas menos transitadas.

Enjuagado con agua a presión

Una manguera con agua a presión es una herramienta eficaz para eliminar partículas incrustadas y restos de suciedad de manera ágil. Eso sí, enjuaga la terraza con cuidado, insistiendo sobre las áreas más sucias o manchadas.

Tratamiento para manchas difíciles

Si encuentras manchas incrustadas o difíciles de quitar, considera el uso de un limpiador específico para exteriores, como desincrustantes o eliminadores de óxido. No obstante, debes prestar especial atención a las instrucciones del fabricante para aplicar el producto correctamente y asegúrate de usar protección adecuada, como guantes y gafas, si es necesario.

Toque final

Después de tratar las manchas, llega el momento de enjuagar la terraza nuevamente, pero en esta ocasión con agua limpia y fresca para eliminar cualquier residuo de limpiador o suciedad suelta que pueda quedar. En este punto, asegúrate de que no queden productos químicos en la superficie.

Secado de la superficie

Por último, deja que el pavimento de la terraza se seque al sol de manera natural. Esto ayudará a evitar la formación de manchas de agua y dejará tu terraza lista para ser disfrutada.

 

Con todo, si quieres dejar en manos de los mejores especialistas el mantenimiento y limpieza de áreas especialmente difíciles de tratar como terrazas, balcones y otros espacios en exteriores, desde Abando Servicios Integrales, tu empresa de limpiezas de viviendas, nos encargamos de ofrecerte un servicio de limpieza y desinfección óptimos. ¡Contacta con nosotros!