Cómo limpiar las juntas del suelo tras una obra

Limpiezas Abando

Cómo limpiar las juntas del suelo tras una obra

En Limpiezas Abando, sabemos lo importantes que son los servicios de limpieza de viviendas para proporcionar espacios confortables, seguros y en perfectas condiciones. 

Una de las tareas más exigentes en la limpieza de una vivienda, son las juntas del  suelo después de realizar una obra o una reforma. Por eso hoy vamos a dedicar este nuevo post a cómo conseguir realizar esta ardua tarea de manera eficiente y efectiva. 

La importancia de la limpieza de las juntas del suelo 

Las juntas del suelo son áreas propensas a acumular suciedad, polvo y, evidentemente los  restos propios de las obras. Y es que no solo afectan la apariencia estética de tu hogar, sino que también pueden convertirse en un foco de bacterias y gérmenes. Por eso, es fundamental mantenerlas limpias y libres de cualquier tipo de residuo. 

¿Cómo limpiar las juntas del suelo tras una obra? 

Antes de comenzar la limpieza, asegúrate de barrer o aspirar el suelo para eliminar polvo y cualquier resto de los materiales que pueda haber quedado suelto. 

Una vez que lo tengas todo más o menos limpio después de barrer o aspirar, puedes hacer una mezcla de agua tibia con algún detergente no agresivo. Por comodidad coloca la mezcla en un bote o botella que tenga rociador.

Cuando esté todo bien mezclado ve rociando las juntas y deja actuar la solución durante unos minutos, Después frota con un cepillo de cerdas duras para eliminar todos los restos que estén incrustados. Ten cuidado de no frotar en exceso, porque puedes dañar el suelo o las propias juntas. 

Después deberás aclarar bien toda la zona con agua limpia, puedes hacerlo con un paño, pero seguro que te resulta más cómodo usar una fregona. Recuerda además, que es importante secar bien el suelo después de la limpieza para evitar la acumulación de humedad y prevenir posibles daños.

¿Y si esto no funciona? 

Dependiendo del tipo de obra, de los materiales que se hayan utilizado e incluso del tipo de suelo, puede ser que estos consejos no terminen de brindarte un resultado perfecto. 

En esos casos también puedes optar por productos específicos para la limpieza de juntas. Pero debes tener cuidado al manipularlos y seguir perfectamente las instrucciones del fabricante. 

Otra opción, en nuestra opinión la más acertada, es contar con un equipo de profesionales especializados en todo tipo de limpiezas en viviendas. Ellos saben qué tipo de producto, herramienta o técnica es la más adecuada para cada tipo de junta y cada tipo de suelo. 

Si necesitas profesionales para la limpieza de viviendas después de una obra o reforma, consulta ahora con nosotros en Limpiezas Abando.