Todo lo que debes saber sobre el cristalizado de suelos

Todo lo que debes saber sobre el cristalizado de suelos

Con el tiempo, el brillo de los pavimentos, independientemente del material con el que se fabriquen, acaba opacándose. En este punto, el cristalizado de suelos se presenta como la solución ideal para devolverle el brillo natural (o dárselo, en caso de que se trate de materiales no brillantes como las cerámicas) a los suelos de todo tipo de establecimientos. 

En definitiva, ya sea una oficina, un centro comercial, un hospital o una vivienda, el cristalizado de suelos se presenta como un aliado estrella en el mantenimiento, restauración y embellecimiento del espacio. 

Abrillantado vs cristalizado, ¿es lo mismo?

No debemos confundir el cristalizado de suelos con otros métodos de tratamiento para pavimentos como el abrillantado. Y es que mientras que este último se vale fundamentalmente de cera para conseguir brillo y resulta más económico y simple, pero también menos resistente, la técnica del cristalizado es más compleja. 

Tengamos en cuenta que, para aplicar un tratamiento de cristalizado de suelos, se requiere de una máquina rotativa, lana de acero y líquido cristalizador. 

¿Cómo se consigue ese característico brillo intenso?

El secreto para conseguir un suelo impecable y con ese característico efecto brillante tan deseado está en la reacción que se produce tras la aplicación de ciertos productos químicos. En esta fase del tratamiento, se genera una finísima capa dura y brillante que acaba cubriendo toda la superficie del pavimento a tratar. 

Como resultado, no solo conseguimos ese elegante efecto, sino que, también, protegemos la superficie. Y es que el cristalizado de suelos, además de embellecer el pavimento, sella la superficie, protegiéndola contra la erosión de agentes externos.

¿Sobre qué superficies se aplica el cristalizado de suelos?

El cristalizado de suelos es un método de pulido sumamente versátil, pues se aplica sobre gran variedad de superficies calcáreas, es decir aquellas que contienen carbonato cálcico. Un ejemplo lo encontramos en suelos duros cuyo componente principal es el terrazo, el mármol o el granito. 

En Abando Servicios Integrales contamos con los mejores especialistas en restauración, pulido, diamantado y cristalizado de suelos. Además, utilizamos las últimas técnicas para abordar con eficacia la exigente labor de mantener los pavimentos como el primer día. ¿Tú también quieres disfrutar de un suelo impecable? ¡Contacta con nosotros!