Blog

Aunque nos pueda parecer que en los techos no se acumula el polvo ni la suciedad, nada más lejos de la realidad. Los humos propios de la cocina, del tabaco cuando hay fumadores en la vivienda o de la chimenea (si la hay) puede deteriorar el color, que se mostrará más amarillo o grisáceo. La condensación del agua que tiene lugar en algunos inmuebles también puede suponer una decoloración de los techos e, incluso, dar lugar a la aparición de manchas. Según nuestra experiencia en la realización de limpiezas en Bilbao te contamos que estos paramentos necesitan un proceso exhaustivo de limpieza e higiene.

Aunque el verano ya da sus últimos coletazos, las temperaturas todavía son agradables por lo que los insectos campan a sus anchas. Las hormigas pueden convertirse en un verdadero problema, sobre todo en las cocinas, donde buscan alimento sin descanso. Sacarlas de casa puede convertirse en un auténtico problema, ya que se reproducen con celeridad y pueden convertirse en una verdadera plaga. Entre la oferta de empresas de limpieza en Bilbao, nuestra apuesta va en la línea de ayudarte a alcanzar un nivel adecuado en salubridad tanto en viviendas privadas, como empresas o establecimientos comerciales.

Limpiar la madera siempre nos da un poco de miedo y no es para menos. Este tipo de superficie es delicada y no se lleva demasiado bien con el agua. Sin embargo, según nuestra experiencia como una de las empresas de limpieza en Bilbao no es suficiente con eliminar la suciedad y el polvo de estos pavimentos, sino que también habrá que higienizarlos. Antes de ponernos a limpiar los suelos de parqué o de tarima de madera maciza deberemos tener en cuenta algunos pasos fundamentales que será necesario tener en cuenta.

Tener la casa siempre limpia y ordenada lleva mucho más trabajo del que parece. De hecho, en muchas ocasiones, nos parecerá una tarea absolutamente imposible. Encontrar la fórmula mágica para conseguir este objetivo es poco menos que una quimera, pero el secreto se esconde tras una única palabra: rutina. Según nuestra experiencia en la realización de limpiezas generales en Bilbao queremos ofrecerte algunos trucos para ayudarte a lograrlo.

Es una de esas tareas que posponemos una y otra vez, esperando a que se realice sola. Sin embargo, ese momento no llega nunca y no nos queda más remedio que ponernos manos a la obra. Las limpiezas generales, esas que hacemos unas pocas de veces al año, generalmente con la llegada del invierno y la de la época estival. Desde nuestra experiencia en la realización de limpiezas en Bilbao te contamos que existen algunas pautas asequibles que pueden ayudarte a minimizar el desgaste físico y mental que esta tarea supone.

La llegada del calor estival es un buen momento para realizar una limpieza en profundidad de nuestra casa o establecimiento comercial. Nos referimos a la higienización de los elementos y mobiliario que no se limpian con frecuencia, como las persianas o los muebles de la cocina por dentro. Las empresas de limpieza en Bilbao recomiendan hacer estos trabajos un par de veces al año, llegando a superficies que no se limpian con frecuencia. Como ya hemos visto en anteriores entradas, existen diferentes tareas y la periodicidad de las mismas varía en función de la importancia, resulta evidente que el polvo debe limpiarse más a menudo que los marcos exteriores de las ventanas.

En verano tenemos mil cosas que hacer y, sobre todo, nos gusta disfrutar de nuestros ratos de ocio al aire libre. Sin embargo, con frecuencia nuestros planes se ven mermados por pequeños invitados no deseados: las avispas. Ya sea un día en la playa, en la piscina o un picnic campestre, siempre veremos algún ejemplar de esta especie, que puede arruinar nuestro día si decide picarnos. En ocasiones, estos insectos aparecen en casa, puede ser algo aislado, pero muchas veces, tenemos un avispero cerca, lo que supone un riesgo. La ejecución de limpiezas en Bilbao nos ha demostrado que se trata de un problema mucho más frecuente de lo que parece.

Todos queremos ver nuestra casa reluciente. El principal problema es que no siempre disponemos del tiempo necesario para dedicarnos a las tareas del hogar e, incluso, cuando lo tenemos preferimos destinarlo a otros trabajos mucho más gratificantes. Es cierto que la limpieza incrementa el nivel de bienestar en cualquier hogar, pero seamos realistas, cuando acabamos de limpiar tenemos que volver a empezar. Con la experiencia que nos otorga ser una de las empresas de limpieza en Bilbao te contamos que hay algunas cuestiones que no requieren de tanta dedicación y basta con limpiarlas un par de veces al año.

El síndrome de Diógenes, que lleva a las personas que lo padecen a acumular basura en su casa, es un mal mucho más frecuente de lo que podamos pensar. Desafortunadamente, este comportamiento no sólo pone en riesgo la salud de la persona que lo sufre, sino que puede poner en jaque la salubridad de toda la comunidad de vecinos donde vive. La acumulación de basura puede ser un foco de infección, además de un potenciador para la proliferación de plagas como roedores o cucarachas. Como empresas de limpieza en Bilbao queremos destacar la necesidad de extremar las tareas de higienización en los edificios donde se localicen este tipo de casos.

Con la llegada del buen tiempo miramos hacia el exterior y, si tenemos una terraza, llega la hora de adaptarla para disfrutar de ella durante el recién estrenado verano. En invierno poco podemos hacer en estos espacios, lo más normal es que para lo único que salgamos sea para regar las plantas y limpiar. Es completamente normal, sobre todo si tenemos en cuenta que las terrazas suelen sufrir las condiciones climatológicas adversas de los meses más fríos del año. Desde nuestra empresa de limpiezas en Bilbao sabemos que no importa el tamaño de estas estancias, siempre es un buen lugar para crear un oasis dentro de casa donde aprovechar hasta el último rayo de luz solar cada día.