Blog

Cuando se habla de la limpieza de oficinas, no siempre se tienen en cuenta las características concretas de muchas de ellas. Se piensa más bien en espacios dedicados a tareas administrativas sin más, a los que les bastaría con un servicio de mantenimiento normal. Sin embargo, esos espacios pueden estar situados en inmuebles con problemas de humedad, pueden ser parte de industrias como talleres o fábricas en los que existen más contaminantes o pueden tener objetos delicados y de valor que requieren de tratamientos concretos. En estos casos, la limpieza criogénica puede ser una gran solución.

Cuando se habla de limpiezas generales normalmente se hace referencia a un servicio externo especializado en el que se contrata a personas que se hacen cargo del mantenimiento para cuidar la higiene de un determinado espacio. Cuando se habla de lugares públicos, como lo son las oficinas, los locales, o cualquier otro espacio compartido (como por ejemplo los coworkings que se han puesto tan de moda), resulta fundamental prestar atención a aquellos espacios en los que se pueden acumular gérmenes. Los aseos son uno de los más importantes.

Existen sectores en los que no hay normativas comunes sobre cómo actuar, lo que facilitaría el trabajo a las empresas especializadas contratadas. En el caso de aquellas que prestan servicio de limpiezas en Bilbao no siempre son capaces de crear patrones y servicios concretos para el sector público dados los particulares usos que suelen tener estos espacios.

Limpiar los cristales es una de esas tareas que aunque pueda parecer sencilla, tiene sus trucos para que queden perfectos. Casi todo el mundo quisiera que en su casa pareciese que las ventanas no tienen cristal, de lo transparentes y brillantes que están. Pero para conseguirlo, hace falta maña y aplicar algunos consejos de los expertos en

Muchos piensan que las plagas son un problema exclusivo de la estación más cálida. Sin embargo, muchas empresa de limpiezas en Bilbao se percatan de que en invierno, se baja la guardia y pueden aparecer una serie de problemas relacionados con las mismas. Por ejemplo, es común que en zonas húmedas las termitas y el gorgojo acaben por incrementar los daños ante la falta de prevención. Tampoco es nada raro que en las casas de campo, ratones y ratas busquen el cobijo en el interior de las mismas.

Con la llegada del invierno todo cambia, incluido nuestro hogar. Ya no necesitamos el ventilador, pero la manta y la alfombra vuelven a adueñarse del salón. Por eso es bueno realizar una limpieza a fondo, y preparar la casa para los meses más fríos del año. Puedes realizarla por tu cuenta, o contar con nuestra empresa de limpiezas en Bilbao, ahorrando tiempo y energía.

Si hay una época preferida por los ácaros, ésa es el otoño. Se multiplican con facilidad en cualquier rincón de nuestra casa, pero no podemos verlos. Sin embargo y por desgracia, sufrimos sus consecuencias, en su mayoría problemas respiratorios. Por eso en nuestra empresa de limpiezas en Bilbao estamos especializados en terminar con ellos y en darte también los mejores consejos para reducirlos al mínimo.