Blog

Está claro que viviendo lo que estamos viviendo desde que estalló la pandemia, todos prestamos una atención muy importante a la limpieza y desinfección, tanto de espacios como la nuestra propia. De hecho se han reducido a casi cero los contagios por gripe este último...

No son pocas las empresas que con la alerta sanitaria y todos los estragos que ha causado, han tenido que optar por llevar a cabo un ERTE. Según algunos cálculos alrededor del 58% de las empresas españolas han tenido que aplicar algún tipo de expediente...

Como ocurre en otras muchas zonas de un centro médico privado o público, al final del día de trabajo cualquier empresa de limpieza de hospitales con reconocimiento y buena trayectoria como nosotros limpia y desinfectar los suelos, las superficies del mobiliario, las lámparas y la camilla de los quirófano minuciosamente. Así lo hacemos al menos nosotros, elemento por elemento:

Muchas empresas en 2020 se lanzaron al teletrabajo debido a la crisis sanitaria, con el fin de evitar contagios por COVID-19. Ahora algunas vuelven a ocupar sus oficinas, que deben preparar previamente y contar con planes de limpieza y desinfección adecuados como prevención, para tener una mayor higiene y la seguridad, tanto para los empleados como para los clientes.

Para la adecuada limpieza de despachos, que es recomendable delegar a empresas de desinfección de oficinas como la nuestra, tiene gran importancia que se pongan en práctica dos actuaciones: que el trabajador haga uso de todas las medidas de higiene necesarias para luchar contra la covid y que todos conocemos, y que se desinfecten a conciencia todas las superficies que se usen durante la jornada laboral.

Los elementos más sensibles de todo aquel que trabaja en una mesa frente a un ordenador y que toca constantemente todo son, por ejemplo, la pantalla, el teclado, la silla... Extremar la limpieza de todos y cada uno de estos objetos es la mejor forma de acabar con el virus en oficinas, o al menos así lo hacemos nosotros en Limpiezas Abando.